[ Belong es el blog de Homie ]


A todos nos encanta salir de vacaciones, sobre todo con la vida ajetreada que solemos llevar en el día a día. Muchas veces no lo hacemos porque pensamos que es demasiado caro y no nos alcanza, pero la buena noticia es que eso no es necesariamente cierto. Hay muchas cosas que puedes hacer para darte una escapada sin que eso signifique gastar tanto.

·       Ve a lugares cercanos. Las vacaciones no tienen que ser necesariamente del otro lado del mundo, seguramente cerca de donde estás existen lugares que valen la pena visitar. Ir en coche resulta mucho más económico que ir en avión y te puedes llevar sorpresas increíbles de lo que hay a tu alrededor.

 

·       Planeación. Si te das el tiempo para investigar puedes encontrar ofertas, además de poder comparar con calma los diferentes hoteles y medios de transporte. Muchos vuelos salen más baratos si los compras con anticipación.

·       Presupuesto. Antes de volverte loco con el viaje, haz un cálculo de cuánto te cuesta todo en el lugar al que vas, así sabes lo que necesitas y puedes ahorrar para que todo salga como lo planees.


·       No gastes en restaurante. Hoy en día hay muchas opciones en cuanto a alojamientos, así que puedes rentar un lugar que tenga cocina o cocineta y refrigerador para no gastar tanto en comida. Es mucho más barato ir al súper que estar yendo a restaurantes, y puedes incluso ir a lugares mejores a comer con lo que ahorres de desayuno y cena que tú mismo hagas.

·       Walking tours. En casi cualquier destino que se pienses, existen los tours a pie gratis, en lo que solo tienes que dar propina. No sólo ahorras, sino que conoces el lugar de la mejor manera y con guías locales que te cuentan datos súper interesantes.

·       Transporte. En vez de estar pagando taxis o ubers, puedes usar el transporte público. Es una de las mejores maneras para realmente familiarizarse con cualquier ciudad porque tienes que estar pendiente, y es mucho más económico.


·       Evita gastos hormiga. No caigas en la tentación de comprar todo lo que te ofrecen. Piensa si comprar una camiseta, gorra, bolsa o cualquier accesorio turístico realmente vale la pena. Tampoco gastes en llevar regalitos a todo mundo, el punto es que tú disfrutes el viaje.

·       Tarjetas de crédito. Una de las formas más seguras para no gastar más de lo que tienes es no llevar tarjetas de crédito. Puedes tener el dinero en efectivo o en tarjeta de débito para realmente utilizar sólo lo planeado. Recuerda presupuestar una cantidad para emergencias y, si no lo necesitas, lo ahorras para tu siguiente viaje.

·       Aprovecha todo lo gratis. En todos lados vas a encontrar cosas gratis. Los museos siempre tienen un día en el que no pagas, en las calles se puede ver performances, y así como esos, existe muchas otras cosas por las que no tienes que pagar. Investígalas y aprovéchalas.

 

Ahora sí, no hay pretextos para no salir a relajarte y olvidarte de la vida diaria aunque sea por un fin de semana.


Carlos Arias Moraida

relacionados

La nueva forma de rentar en CDMX

Conoce más