[ Belong es el blog de Homie ]


El Centro histórico de la Ciudad de México se encuentra en la delegación Cuauhtémoc. Es el corazón de la ciudad, en donde la historia de la ciudad empezó. Del siglo XIV al siglo XVI se le llamaba Tenochtitlan (lugar donde abundan los nopales sobre la piedra), fue la capital del imperio Mexica y era una isla que estaba entre lagos. En el año 1521, la ciudad cayó a manos de los españoles, encabezados por Hernán Cortés, y empezó el virreinato. En 1821, se consumó la independencia de México de los españoles, y en 1824 se creó el Distrito Federal. En el año 2016, se volvió una entidad autónoma y cambio su nombre a la Ciudad de México.

Está repleto de edificios importantes e históricos, monumentos, templos, plazas, jardines, claustros, museos y galerías. El punto central es el Zócalo (La plaza de la constitución), que es la plaza principal de la ciudad. Ahí se encuentra la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México, el Palacio Nacional, el Antiguo Palacio del Ayuntamiento, el Edificio de Gobierno y el Portal de Mercaderes. Junto a la catedral están las ruinas del Templo Mayor de México-Tenochtitlán, que es actualmente un museo en el que se puede aprender de la historia de los Mexicas.

Más al norte, se encuentra el Antiguo Colegio de San Ildefonso que, además de que vale la pena por el edificio en sí mismo, es ahora un museo dedicado a exposiciones temporales. En sus paredes se encuentran obras de los muralistas más importantes del país, como Diego Rivera, Fernando Leal, David Alfaro Siqueiros, José Clemente Orozco, entre otros.

Otro de los lugares que se tienen que visitar en el centro es el Palacio de Bellas Artes, que fue el primer museo de arte en México, inaugurado en 1934. En 1987, la Unesco lo declaró monumento artístico. En Bellas Artes se llevan a cabo actividades, exposiciones y espectáculos de literatura, danza, ópera, música, arquitectura, pintura, fotografía, etc. Dentro se encuentran el Museo de Arquitectura, el Museo de Bellas Artes y varias salas de espectáculos.


Además, el centro tiene varias cantinas, restaurantes, bares y hoteles. Para comer está el café de Tacuba, la Ópera, la Gallina de oro, la cantina del Tío Pepe. Se puede tomar un tour de cantinas, en el cual recorres varios de los lugares más emblemáticos del centro.

Estás son solo algunas de las muchas cosas que se pueden encontrar en el centro. Para llegar están las estaciones de metro Allende, Zócalo, San Juan de Letrán, Isabel la Católica, Juárez, Lagunilla, Merced, Salto del Agua, Hidalgo, Bellas Artes y Pino Suárez, dependiendo de a qué parte del centro quieras ir puedes escoger la estación. También tiene varias estaciones de metrobús, se puede llegar en camión y bicicleta. 

Si te interesa vivir en esta zona, repleta de historia, puedes encontrar departamentos ahí, o en otras colonias, en la página de Homie.



Carlos Arias Moraida

relacionados

La nueva forma de rentar en CDMX

Conoce más