[ Belong es el blog de Homie ]


Ubicada en la zona sur de la ciudad de México, la colonia San Ángel es una de las colonias más populares y modernas de la ciudad. Repleta de casonas antiguas y tiendas de ropa de las marcas más finas del mundo, es una de las principales opciones para las personas que buscan sofisticación y tradicionalismo en un solo lugar.

San Ángel fue construido de las cenizas de Tenanitla, una zona prehispánica habitada por artesanos y cultivadores de campo. La zona nació de una erupción del volcán Xitle, lo que le dio su aspecto empedrado y amurallado. De ahí el origen de su nombre que se traduce como “lugar amurallado”. Tras la conquista, fue tomado por los frailes dominicos y por las familias adineradas de los colonos por su clima y sus paisajes naturales para establecer sus residencias de campo y, en caso de los frailes, sus congregaciones. Prueba de lo anterior son los conventos icónicos de la colonia: el de San Jacinto y el de Carmen. Siglos después varios capataces construyeron sus fábricas en la colonia, lo que provocó su transición de una residencia vacacional a una zona urbana coludida, culminado en su conexión con el resto de la ciudad a través de la avenida Insurgentes y Revolución.


Actualmente, San Ángel es uno de los principales sitios culturales de la ciudad, no solo por su aspecto barroco y bohemio (creado principalmente por su estilo arquitectónico), sino también por su enorme catálogo de museos y mercados. Los fines de semana, entre la plaza de san Jacinto y la plaza del Carmen, se pone el famosos mercado de San Ángel, un sitio ideal para comprar artesanías, pinturas, esculturas o cualquier forma de arte creado por artistas nacionales. También destaca por ser una opción para ir de compras en tiendas de lujo; para darte una vuelta por las tiendas, date un paseo por toda la avenida de Altavista, en donde encontrarás marcas internacionales, como Emporio Armani, y de diseñadores nacionales, como Happening Store. Si te agarra el hambre en alguna de sus tiendas, Altavista también está atiborrada de restaurantes gourmet. Uno de los recintos más icónicos es el restaurante San Ángel Inn, famoso por su comida mexicana y por ubicarse en un recinto histórico para la colonia: la hacienda de la familia Goicochea.


Por la misma zona se ubica el museo del Carmen, el antiguo recinto de los frailes dominicos; un museo esencial para conocer una de las órdenes más importantes de México. Más arriba, pasando la avenida Altavista, está el museo casa/estudio Diego Rivera y Frida Kahlo. Una atracción cliché, quizás, pero una que todo citadino debe visitar al menos una vez en sus vidas.

Si lo que te interesa son los paisajes naturales y actividades al aire libre, tu opción es el parque el Batán, ubicado en la avenida San Jerónimo. Se trata de uno de los parqués con mayor extensión dentro de la ciudad y con mayor cantidad de actividades perfectas para acudir en familia. Puedes encontrar merenderos, canchas de fútbol y tenis, areneros para los niños, juegos infantiles y una pequeña unidad de manejo silvestre habitada por tortugas, pericos, monos y guacamayas.    


Es muy fácil llegar a la colonia. Puedes llegar desde insurgentes o desde periférico. Ahí se ubica la estación Barranca del Muerto, que es séptima de la línea naranja, a partir de ahí sales en Avenida Revolución solo tienes que caminar un par de minutos.

Si te interesa esta zona, hay departamentos en renta en esta interesante colonia. En la página de Homie puedes buscar opciones.

 



Paulina González Martinez

relacionados

La nueva forma de rentar en CDMX

Conoce más