[ Belong es el blog de Homie ]


Tu casa es uno de los lugares que debe permanecer sano, ya que pasas la mayor parte del tiempo ahí o es en donde buscas que tenga un ambiente de relajación, sin embargo, dependiendo del cuidado, orden y otros factores que pueden hacer que tu casa esté enferma.

Por eso es importante que de forma constante hagas un proceso de desintoxicación que no es más que poner orden y desechar todas aquellas cosas que ya no ocupas y que están acumulando polvo. Además, hacerlo es una forma también de prevenir alergias en el hogar.  

Purifica el aire

Evita que las habitaciones permanezcan cerradas por mucho tiempo, siempre es saludable que se ventilen, aunque sea por algunos minutos al día. Sobre todo, pon atención en aquellas habitaciones que pueden generar humedad como el baño.


Coloca plantas para interiores

Las plantas también te ayudarán purificar el aire, pero como recomendación, si vas a colocar alguna en tu habitación, elige la adecuada. Además de que, con ayuda de ellas, crearás una sensación de mayor vitalidad.


Revisa tu alacena

Tómate el tiempo para revisar todos los cajones de tu alacena, seguro encontrarás latas que compraste y que no has utilizado, revisa la caducidad y desecha aquellas que ya no sirvan. Sólo te están ayudando a acumular polvo.


Identifica y elimina el moho

Revisa que tu casa no cuente con filtraciones de agua que puedan provocar humedad, si existen, es prioridad que las elimines ya que son fuente de hongos que pueden perjudicar tu salud.


Revisa lo que almacenas

Ten cuidado con todo lo que guardas, es común que guardes objetos pensando en repararlos o que vas a utilizarlos más adelante, pero no todo lo que almacenas es saludable.

Desecha responsablemente pilas, medicamentos caducos y químicos como anticongelante, aceites y no te olvides de revisar tu buró, identifica maquillaje, cremas o perfumes que ya no sean aptos para ser utilizados e incluso las muestras gratis que no has utilizado.


Quítate el calzado

Al llegar a casa lo primero que debes hacer es quitarte el calzado para evitar polvo y toxinas que contaminen todo tu hogar, te recomendamos contar con un par de zapatos o pantuflas que sean exclusivos para su uso interno.


Estos pequeñas acciones ayudarán a que tu casa luzca nuevamente radiante, replica cada uno de estos pasos en las habitaciones, recuerda que no necesitas más espacio si no menos cosas, lo necesario para no acumular.



Jannette Figueroa Maya

relacionados

La nueva forma de rentar en CDMX

Conoce más