[ Belong es el blog de Homie ]


¿Tienes una deuda y no has podido liquidarla? Debes saber que esto afecta directamente tu historial crediticio que se verá reflejado en el buró de crédito. Lo que te recomendamos además de siempre tener un fondo de ahorro para emergencias es tener finanzas adecuadas, ya que algunos servicios toman en cuenta este historial y entre más tiempo tardes, los intereses van aumentando.

Entonces ¿Qué hacer entre tantos gastos y además una deuda por liquidar?

Conciencia

Primero conoce todas aquellas deudas que debes de resolver, nos referimos al monto, Institución a la que pagarás, plazo, si tiene o no intereses y cuánto tiempo llevas con la deuda.

Esto es para que sepas que tal vez no sólo debes poner atención a algún crédito solicitado, también ten en mente compras a meses sin intereses o con tarjeta de crédito.

Prioridades

Ya que identificaste los pagos que debes realizar, coloca en primer lugar la deuda que sea de mayor monto y que el plazo de liquidación sea más corto. Si liquidas la deuda más alta te verás liberado de más intereses, porque entre más sea la cantidad solicitada, más son los intereses.


Presupuesto

Sin planeación es mucho más complicado liquidar tus deudas. Primero realiza un control de tus ingresos, en otra tabla los gastos necesarios como alimentación, renta, etc., para que puedas definir del resto del dinero que te quede, cuánto vas a aportar.

Lo ideal es que pagues más del monto mínimo, así será mucho más fácil aportar dinero al monto y no sólo a los intereses, será más rápido liquidarla.

Prudencia

Si cuentas con una tarjeta de crédito, recuerda también las recomendaciones para usarla, no significa que tengas dinero disponible, evita comprar con ella, sobre todo de precio elevado como electrodomésticos.


Historial

Si has liquidado todas tus deudas ¡Excelente! Puedes hacer ahora una revisión de tu historial para ver que el estatus haya cambiado, recuerda que toma un poco de tiempo, si no ves el cambio reflejado puedes solicitarlo directamente al buró de crédito.

Domicilia a tarjeta de débito

Para los servicios que son necesarios como luz, agua y gas, podrías considerar domiciliar los pagos a tu tarjeta de débito, ya que es un gasto fijo que debes pagar, así evitarás gastarte este monto.

Control

Lleva siempre un control de tus gastos, una vez que realices tu presupuesto, puedes destinar un monto para otras compras o entretenimiento, pero siempre ten conciencia, ya sea manejando sólo efectivo o revisando tus gastos a través de las apps de finanzas o de tu banco. Es muy fácil perder de vista cuánto hemos gastado y cuánto queda de saldo al pagar con tarjeta.


 

 



Jannette Figueroa Maya

relacionados

La nueva forma de rentar en CDMX

Conoce más