[ Belong es el blog de Homie ]


Si ya encontraste tu hogar ideal, es común que tengas la duda sobre ¿Como negociar el precio de renta? Tranquilo, queremos decirte que es posible, aunque la decisión final es del propietario, te compartimos algunos tips para que puedas llegar a un acuerdo.

Como inquilino, tienes la oportunidad de negociar un mejor monto de renta, pero dependerá mucho de la forma en que lo platiques con el propietario, además, recuerda que deberás tener fundamentos reales.

Investiga el precio de la zona

En caso de que sepas ya en qué zona quieres vivir, haz una investigación sobre la oferta y demanda de otros inmuebles dentro del perímetro. Mientras más opciones revises, sabrás qué tanto cambia el precio de renta de una opción a otra.

Recuerda comparar precios de los inmuebles que tengan características similares y se encuentren en la misma colonia.


Busca diferentes opciones

En tu proceso de búsqueda, al realizar tu visita, deberás mantener la calma y menciona que estás revisando otras alternativas.

Informa al propietario que has visto una opción similar más económica. Aquí es cuando puedes negociar; platica con él y pregunta si ese es el precio final; no descartes realizar una oferta por el inmueble

Busca rentas que tienen más tiempo

Regularmente los inmuebles que tienen más tiempo en renta tienden a ser más baratos. Si te encuentras una opción así puede ser más fácil negociar un precio más bajo.

Existe la posibilidad de que el propietario necesite rentar lo antes posible y acceda a tu oferta.


Inquilino a largo plazo

A los propietarios les gusta tener un inquilino a largo plazo. Una de las razones principales es evitar la búsqueda continua de un nuevo inquilino y resulta más cómodo. Si esta es tu intención, es un factor interesante para negociar y conseguir un mejor precio.

Revisa las condiciones del inmueble

En tu visita asegúrate de revisar las condiciones generales y de mantenimiento del inmueble así evitarás la aparición de vicios ocultos. Si observas que hay algún inconveniente, es un buen motivo para conseguir un mejor precio de renta. Si es una reparación pequeña puedes ofrecer realizarla a cambio de un descuento.

Argumentos firmes


Prepárate pues seguramente el propietario te preguntará qué beneficios tendrá él si te ofrece un mejor precio y cuáles son tus argumentos para la negociación.

Asegúrate de no proyectar una imagen errónea; sé honesto con tus fundamentos y no dejes información que se pueda prestar a malas interpretaciones.

Utiliza tu habilidad negociadora; también sé consciente que no todos los propietarios están dispuestos a dar otro precio. La decisión está en ellos y si en verdad quieres el inmueble tendrás que pagar el precio original.



Jannette Figueroa Maya

relacionados

La nueva forma de rentar en CDMX

Conoce más