[ Belong es el blog de Homie ]


Es una incertidumbre común entre los propietarios cómo recuperar su inmueble si tienen problemas con el inquilino durante el arrendamiento. La mejor medida siempre es buscar la asesoría de expertos que puedan resolver tus dudas y que te acompañen durante todo el contrato.

Si rentas tu propiedad en el mercado inmobiliario tradicional, debes estar consciente que se realizan trámites largos que al final no garantizan la protección total del propietario o inquilino. La mejor medida en primer lugar es realizar una investigación del inquilino confiable y profunda para dejar el inmueble en las mejores manos.

Si estás protegido con garantías adecuadas como las que ofrece Homie, es posible recuperar tu inmueble rápido y seguro en casos específicos como:

Inquilino moroso

Tener un inquilino moroso siempre trae problemas y disgustos con el propietario porque debe enfrentarse a rentas caídas mientras se lleva a cabo el juicio para recuperar el inmueble. En la industria tradicional de bienes raíces, el promedio que dura este proceso es de 12 meses.

Además, el inquilino puede estar habitando el inmueble mientras se lleva a cabo el juicio y esto también afecta negativamente en el pago de los servicios, puede generar adeudo y recargos si el inquilino no los paga.


Incumplimiento de las cláusulas de contrato

Algunos propietarios agregan cláusulas al contrato específicas, si el inquilino no las respeta, puede ser un motivo de recesión de contrato. Estas cláusulas deben ser comentadas y aclaradas al momento de la firma para evitar confusiones.


Cometer algún delito dentro del inmueble

En caso de que el inquilino cometa algún delito de cualquier índole dentro de la vivienda automáticamente es causa de rescisión de contrato, independientemente del proceso legal, el propietario debe realizar la denuncia ante las autoridades correspondientes.

En ese momento se inicia el proceso de recuperación, en tanto el proceso legal lo permita, en ocasiones se debe esperar un poco para realizar las investigaciones correspondientes.


Mal uso del inmueble

Los inmuebles que sólo tengan uso de suelo habitacional no pueden ni deben ocuparse para otro fin. Si el inquilino está utilizándolo como taller, consultorio, aula etc., se incumple el contrato.

Por otro lado, en caso de que no esté permitido el subarrendamiento y el inquilino lo esté realizando sin la autorización del propietario, es motivo para la recesión de contrato.


Incumplimiento en el reglamento de condominos

Debes saber que algunos edificios o complejos residenciales tienen condiciones y reglamento específicos. Puede tratarse de control de acceso, visitas, reglas de espacios compartidos, mascotas, horarios particulares para actividades como fiestas, etc. En caso de que el inquilino no cumpla con ellas, primero puede existir una llamada de atención, si reincide puede ser causa de rescisión de contrato.

 Todas estas situaciones pueden evitarse al arrendar una propiedad que incluya protección para el propietario e inquilino y una garantía de recuperación del inmueble en caso de eventualidades.

Como propietario debes asegurarte de tener a los mejores aliados para tener tranquilidad en todo el proceso de arrendamiento.


Recuerda que en Homie nos aseguramos de realizar una investigación profunda para evitar problemas con el inquilino como la negativa de pago o faltas al contrato. En caso de que se presente algún inconveniente, te garantizamos la recuperación de tu inmueble en máximo 4 meses.

 



Jannette Figueroa Maya

relacionados

La nueva forma de rentar en CDMX

Conoce más