[ Belong es el blog de Homie ]


Es importante que conozcas que el propietario no puede elevar el costo de renta en cualquier momento, solamente se debe realizar de manera anual o al término de cada contrato. Si piensas mudarte por que tu casero subio el monto, Homie te ayuda a encontrar la mejor propiedad en renta.

Primero, debes saber que tu casero no podrá subirte la renta a un monto nuevo sólo porque lo considere correcto, por eso es importante que sepas cuánto y cómo podrá ser este aumento.

Ya sea por demanda o inflación, a principios de año o en cada renovación de contrato, es normal que suba el precio de renta de un inmueble utilizado para vivienda, este cambio siempre deberá ser controlado y no puede superar el 10% del costo actual.

Esta medida es protegida por el Código Civil de la CDMX en el artículo 2448-D y con ello se respalda y se evita que el aumento sea desmedido o injusto.

Normalmente el ajuste se realiza solamente entre el 5-8% del costo actual, sin embargo, puede variar dependiendo de cada propietario, en ocasiones se hacen remodelaciones que aumentan la plusvalía del inmueble y que se consideran para el ajuste del monto.

En caso de que estés pasando por un aumento mayor de la cifra oficial, podrás acudir ante la Procuraduría Federal del Consumidor, ellos podrán ayudarte, de esta forma se buscará mediar con el propietario para que se mantenga el precio anterior y si existe alguna inconformidad, la medida alternativa es que puedas dejar el inmueble sin ningún problema o sanción.

En Homie, asesoramos a los propietarios para que conozcan el porcentaje adecuado para aumentar la renta a los inquilinos y vigilamos que no sea un ajuste que no esté permitido. 

Tener una sana relación entre inquilino y propietario asegura una estancia agradable para ambas partes y también hay que conocer cuáles son las responsabilidades del arrendador y cuáles las del inquilino.  

En ocasiones, hay propietarios que tienen una excelente relación con los arrendatarios, por lo que consideran la opción de conservar al inquilino o aumentar la renta más del 5% sin salirse del límite, lo que puede provocar que el inquilino no acepte este aumento. 

Recuerda que el monto de la renta, el día y forma de pago deben incluirse siempre en el contrato de arrendamiento, esto para que ambas partes estén respaldadas en caso de que se presente alguna situación como la inconformidad por un aumento excesivo en el monto de la renta mensual.


No te arriesgues y renta de manera segura y transparente. En Homie contactamos al propietario y al inquilino con 30 días de anticipación para saber si ambas partes desean renovar el contrato y, si el inquilino acepta la actualización del monto, se firma el nuevo contrato.   



Jannette Figueroa Maya

relacionados

La nueva forma de rentar en CDMX

Conoce más