[ Belong es el blog de Homie ]


Los ajustes y remodelaciones en el hogar pueden ser planeados, con un presupuesto y tiempo delimitado, sin embargo, no siempre se cuenta con el dinero en el momento en que los imprevistos aparecen y las reparaciones deben realizarse forzosamente.


Si eres derechohabiente de Crédito Infonavit, puedes contar con un préstamo financiero, no necesariamente se utiliza para reparaciones de emergencia, también puede ser utilizado para hacer una remodelación completa en tu inmueble.

Los créditos que ofrecen pueden ser enfocados a remodelaciones en el hogar o en la ampliación, como la construcción de un cuarto más, sin cambiar la estructura del inmueble.


En comparación con otros sistemas de crédito, Mejoravit, solamente se puede entregar el 20% del monto solicitado en efectivo, para el pago de mano de obra, el porcentaje restante es para ser utilizado en los materiales.

Ese 80% se deposita en una tarjeta donde podrás utilizarlo en algunos establecimientos específicos que tienen convenido con la Institución.

Puntos a considerar

Hay que responder un examen para evaluar si podrá completar el pago total, en caso de no pagarlo, en el futuro no se podrá solicitar otro préstamo

No se puede solicitar este tipo de crédito mientras está vigente el crédito Infonavit

El ahorro mínimo en la Subcuenta de vivienda debe ser de $4,612.21

Tener 116 puntos y al menos 8 meses de antigüedad en el trabajo

El monto solicitado se descontará mensualmente de acuerdo a lo que fue solicitado y se distribuirá en diferentes plazos, desde 12 hasta 30 meses.

No se podrá descontar más del 25% por mes del sueldo total desde tu nómina

Es posible abonar en cualquier momento y no existe penalización por esta acción

Una vez liquidado el primer crédito Mejoravit, es posible solicitar uno nuevo, solamente se deben esperar dos meses para volver a realizar el trámite

El monto mínimo es $3,920,38 y el máximo será de $54,885

El interés anual es 16.5%

No se podrá solicitar el crédito con más 65 de años

Recomendaciones

Antes de afrontar la responsabilidad de un crédito, evalúa tus gastos y posibilidades para poder pagar la totalidad y si estas en un momento adecuado.

Solicitar un crédito no es riesgoso, siempre se debe evaluar la tasa de interés, tiempo y monto, el programa está diseñado para descontar solo una cantidad, considera si puedes aportar más a tu saldo, como no tiene una penalización, podrás reducir el plazo.


Si ya está tu trámite aceptado y estas en espera de la entrega de la tarjeta, primero realiza una cotización de presupuestos en los establecimientos que están afiliados, así te asegurarás de elegir el mejor en precio y calidad.

No dejes las reparaciones para el último momento, revisa constantemente tu hogar e identifica los puntos críticos, de esta forma podrás evitar gastos inesperados y planear de mejor manera tus ingresos.

 



Jannette Figueroa Maya

relacionados

La nueva forma de rentar en CDMX

Conoce más