[ Belong es el blog de Homie ]


Nuevo Polanco


En los últimos 10 años la zona industrial al norte de Polanco en la delegación Miguel Hidalgo ha sufrido una transformación radical en su uso de suelo. Las viejas bodegas y fábricas se han convertido en enormes desarrollos inmobiliarios de usos mixtos. Los rascacielos de departamentos y los complejos de oficinas son la nueva regla de un área de la ciudad que ha logrado arrebatar a Santa Fe el título de la mejor zona para corporativos en la ciudad.

No resulta sorpresivo que los alrededores de Polanco sean tan deseables para las grandes empresas que buscan espacios para instalar sus oficinas, la delegación Miguel Hidalgo concentra la mayor cantidad de metros cuadrados de oficinas. Polanco particularmente es una colonia con una intensa vida de calle donde la oferta comercial es muy amplia y muy accesible tanto en transporte público como con el coche.

Estas características son deseables para oficinas con muchos empleados, en una ciudad donde el 70% de los viajes se realizan en transporte público, tener cerca una estación es positivo para la productividad y la comodidad de los empleados.

La oportunidad de desarrollo en la zona industrial de las colonias Granada y Extensión Granada era única, los grandes terrenos en desuso ofrecían una oportunidad de generar densidad a las afueras de una de las áreas con mayor plusvalía de la ciudad.

Nuevo Polanco rápidamente ganó terreno a Santa Fe. Empresas tan importantes como Nestlé y Bancomer eligieron instalarse aquí. La oferta de departamentos es sin embargo el caso más interesante. Las grandes torres de departamentos han aparecido a una velocidad que sorprende, se trata de complejos que incluyen una forma innovadora de concebir los espacios de habitación ya que los protagonistas de estos desarrollos son las amenities; Gimnasio, alberca, salones de fiestas, áreas verdes y un gran etcétera.

El estilo de vida que se ofrece en los complejos de nuevo Polanco es una intersección muy bien pensada entre la vida de ciudad y el estilo de vida suburbano. Los conjuntos de departamentos y oficinas ofrecen una vida tranquila y segura a unas cuantas cuadras de los centros de trabajo y entretenimiento tan característicos de las grandes urbes.

No todo es miel sobre hojuelas, la oferta de inmuebles es amplísima, parece que cada semana se anuncia un nuevo desarrollo con cientos de unidades en venta y aunque a primera vista parecen una gran inversión las altas tasas de interés en créditos hipotecarios pueden inflar artificialmente las rentas cuando la oferta crezca. En un escenario de gran oferta lo natural será que los precios bajen cosa que puede resultar problemática si se tiene la propiedad como inversión y se está pagando una hipoteca.

Otro aspecto que pone en riesgo el desarrollo de la zona es la falta de un plan urbano de integración tanto con la zona tradicional de Polanco, como con los barrios de Anáhuac e Irrigación, tradicionalmente populares, que sufren ya presión inmobiliaria y afectaciones debido a la gran cantidad de gente que transita por ahí diario.

Nuevo Polanco es todo lo que Santa Fe soñaba ser; un centro urbano de alta densidad donde la vida se pueda desarrollar en unas pocas cuadras, sin embargo estos logros pueden estar en riesgo si no se toman medidas de planeación adecuadas que aseguren la inversión en el largo plazo. Aún falta probar que la demanda de departamentos de alto nivel justifica la enorme oferta que existe hoy en día. Por el momento en Homie.mx sabemos que hay personas dispuesta a pagar los precios de la zona.



Miguel Pahua Martínez

relacionados

La nueva forma de rentar en CDMX

Conoce más