[ Belong es el blog de Homie ]


En temporada de lluvias, desafortunadamente algunas colonias o zonas suelen inundarse, esto debido a que regularmente se obstruyen por la basura que se arroja a la calle. Otra razón también puede ser por alguna gotera, fugas o incluso, problemas en la tubería.

Se cualquiera de los casos, es importante saber cómo reaccionar para evitar algún accidente y el menor daño a tus pertenencias.


Ubica en dónde se origina la fuga

Es importante que, si aún la fuga de agua no es demasiada, ubiques de donde proviene, esto para que puedas cerrar la llave de suministro o colocar algunas cubetas para evitar encharcamientos.


Corta la corriente eléctrica

Si al llegar, notas que tu inmueble está inundado, ten cuidado con los conectores, cables, electrodomésticos o apagadores. Si el nivel de agua o la fuga es muy potente, definitivamente te recomendamos bajar las pastillas para evitar un cortocircuito.


Localiza qué puede afectarse

Si no has podido contener el agua, ubica lo primordial que pueda sufrir daños. Por ejemplo, electrodomésticos, muebles o documentos importantes y ponlos a salvo, en otra habitación o en un lugar alto.


Protégete

Si el agua que inunda tu inmueble proviene de fuera o del drenaje, no lo dudes, protégete con unas botas de lluvia y guantes porque puede tratarse de aguas negras.


Llama al servicio especializado

Contacta con las personas expertas. Puedes solicitar el servicio de plomería para que repare la fuga, el servicio para sacar toda el agua dentro de tu inmueble, así como personal de limpieza.


Limpia y desecha

Si el agua que inundó tu casa fue la que proviene de la tubería, no hay porqué alarmarse, sólo seca y lava lo que sea necesario.

La regla de oro es: si hay objetos como alfombras, sofás, cojines, etc. Que hayan sido mojados y no puedan secarse entre 24 a 48 horas, lo recomendable es tirarlos ya que el moho puede aparecer en este tiempo.

Si se trata de aguas residuales, revisa perfectamente qué fue lo que estuvo en contacto, ya que puede ser peligroso para la salud.


Ventila

Una vez que la fuga esté reparada, ventila perfectamente tu casa para evitar que la humedad se quede en pisos, paredes o techos.


Revisa y evalúa, algunos seguros para casas cubren accidentes para que siempre tu patrimonio esté protegido y realiza medidas preventivas para cuidar tu inmueble en temporada de lluvia.



Jannette Figueroa Maya

relacionados

La nueva forma de rentar en CDMX

Conoce más