[ Belong es el blog de Homie ]


Una de las mejores acciones que se pueden realizar es invertir en bienes raíces, ya que es seguro y después del tiempo se puede mejorar la plusvalía dependiendo de los factores externos o internos de la propiedad.

Además, otra buena razón es que estos inmuebles se den en arrendamiento, así se obtiene un ingreso constante.

En caso de que tengas una propiedad y no se encuentre en las mejores condiciones, tienes dos opciones, remodelarla o venderla, conoce sus factores para determinar cuál es la mejor para ti.

Remodelar

Si tu inmueble se encuentra en una zona con gran plusvalía, en una zona céntrica rodeada de vías de acceso importantes, centros comerciales, etc., es un punto muy fuerte para considerar conservarlo e invertir en la remodelación para aumentar más el valor.

La remodelación interior comprende nuevos muebles de baño y cocina, cambio de piso, pintura, revisión y mantenimiento de instalaciones, etc.

En caso de que sea una casa y estés considerando agregar un piso más, revisa los permisos necesarios para determinar si es viable de acuerdo a la legislación. Existen algunas construcciones o ampliaciones más sencillas que no requieren de muchos permisos porque no se afecta la estructura.

Así que, si no tienes tiempo o paciencia para gestionar el proceso de renovación de tu inmueble, pero se encuentra en una excelente ubicación, considera posponerla un poco hasta que puedas organizarte, debido a que el valor total lo amerita, sólo no te tardes porque puede deteriorarse más.


Comprar

Si tu inmueble se encuentra en una zona en donde la plusvalía no es alta y los pronósticos no son favorables, una buena opción es venderlo y juntar la inversión que utilizarías para la remodelación para conseguir otra propiedad que te ofrezca mayor plusvalía.  

Vender para comprar un inmueble de costo similar y en una zona que no ofrezca más plusvalía y que además requiera reparaciones, considéralo de nuevo, ya que estarías invirtiendo tiempo que al final, no resultará en una ganancia real.

Cuando has tomado la decisión de vender para comprar otro inmueble, no te olvides que al precio final de la propiedad, tendrás que restarle la comisión del agente inmobiliario que te ayudará realizar la transacción de manera segura.

Otros factor que debes tener en cuenta es si vas a adquirir un inmueble nuevo o usado, porque puede tener un impacto diferente en tu cartera.


 



Jannette Figueroa Maya

relacionados

La nueva forma de rentar en CDMX

Conoce más