[ Belong es el blog de Homie ]


¿Tienes una propiedad que quieres rentar? Si llevas poco tiempo o aún no te decides a rentar tu propiedad porque no sabes cómo hacerlo, te compartimos consejos realmente útiles que te ayudarán a que el proceso de arrendamiento sea mucho más fácil y rápido.

Inmueble adecuado

Antes de anunciar tu inmueble, recuerda que deberás dejarlo en condiciones habitables, con servicios como luz, agua y gas, sobre todo que no tenga desperfectos. De esta forma el inquilino, al finalizar el arrendamiento deberá entregarlo en las mismas condiciones en que lo recibió.

Hay propietarios que deciden acondicionar sus inmuebles en todos los sentidos, desde pintura hasta con muebles equipados.

Contrato de Arrendamiento

A veces, hay propietarios que rentan sus inmuebles a familiares y amigos de forma verbal y todo queda en un acuerdo de buena fe. La recomendación es siempre hacer un contrato de arrendamiento y que ambas partes estén de acuerdo para firmarlo.

Citas para conocer a los posibles inquilinos

Es recomendable agendar siempre los días y horarios en que estarás disponible para mostrar tu inmueble. Evita la cancelación de última hora, además, este es un momento para conocer un poco a tu posible inquilino.

Es primordial también saber cómo mostrar el inmueble al momento de la visita para que el inquilino conozca a detalle el lugar.

Elige al mejor inquilino

Este punto es de los más importantes si vas a rentar tu propiedad, elegir a un buen inquilino te dará la tranquilidad de recibir tu renta a tiempo y que cuidará del inmueble en todo momento, incluso que seguirá las cláusulas establecidas en el contrato y en el reglamento del edificio (si existe).

Permite la privacidad

Una vez que se firma el contrato de arrendamiento, no deberás ingresar al inmueble sin permiso, en caso de que sea necesario por alguna situación externa, siempre deberás avisar al inquilino.

Responsabilidad de gastos

Recuerda que el inquilino tiene un plazo para detectar vicios ocultos en la propiedad, estos al ser consecuencia de falta de mantenimiento, deberán ser reparados por el propietario.

 Es importante también que no entregues un inmueble con adeudos de pago de servicios anteriores al inicio del contrato.

Mantenimiento constante del inmueble

Si tu propiedad se encuentra vacía en este momento, es tu oportunidad para hacer las reparaciones o incluso remodelaciones para aumentar la plusvalía del inmueble.

Además, realizar mantenimiento de forma constante evitará que en algún punto debas hacer reparaciones mayores.

Revisa tu vivienda al finalizar el contrato

Una vez que el inquilino ha dejado el inmueble, deberás revisar las condiciones en las que está y si no hay facturas de servicios pendientes por pagar. En caso de que todo se encuentre en orden, deberás devolver el depósito en garantía.

Recuerda que para rentar tu inmueble debes acercarte con expertos que te ayuden durante el proceso. Sabemos que cuidar tu patrimonio es tu prioridad, por eso en Homie nos encargamos de promocionar tu inmueble, elegir al mejor inquilino, realizar la labor de cobranza y ser intermediarios durante todo el arrendamiento por lo que no tendrás nada de que preocuparte y tu inmueble estará en las mejores manos.



Jannette Figueroa Maya

relacionados

La nueva forma de rentar en CDMX

Conoce más